Historia

Imperivm: Jugando con la historia militar de Roma

Los juegos de estrategia siempre han sido muy populares en PC. Algunos, como Tzar, Warcraft, Age of Empires 2, etc. eran muy jugados allá por los primeros años del 2000. De hecho, algunos de ellos aún se siguen jugando. Y la saga de la que vamos a hablar hoy seguramente sea bastante conocida por los viejos jugadores de PC, pues en su día fue un gran éxito. Hoy, en Jugando con la historia, hablaremos de Imperivm, desarrollado por Haemimont Games.

Así que hoy, en lugar de dar a conocer algún hecho histórico en sí, nos centraremos a hablar de una saga que trata sobre ellos. Hablaremos de los tres primeros juegos en general, aunque nos enfocaremos más en el tercero, ya que este está disponible en Steam.

Con esta portada nos esperaba el culmen de una grandísima saga de estrategia.

El gran Imperio Romano

Siendo uno de los imperios más grandes y famosos, no hay mucho que explicar sobre el imperio romano que no sepamos. Llegaron a dominar todo el Mediterráneo, pues usaban tácticas y maniobras bastante avanzadas para la época: un entrenamiento rígido y duro, y con un fuerte enfoque en el desplazamiento junto a una avanzada tecnología y estrategias. Llegaron a conquistar todo el Mediterráneo. Y teniendo tan fuerte historial militar, no es para menos que hayan servido de inspiración para multitud de juegos de estrategia.

Imperivm es un juego fuertemente enfocado en la estrategia militar, hasta el punto de que solo tenemos que preocuparnos de dos recursos (oro y comida), y estos se generan de manera pasiva.

El oro sirve para crear unidades o iniciar investigaciones. En cambio, la comida sirve para mantener a nuestras tropas alimentadas. Tenerlas alimentadas es algo muy importante, pues si su medidor de comida llega a 0 estas comienzan a sufrir de hambruna y pierden vida. Así pues, tendremos que procurar mandar a las tropas con suficiente comida, no sea que el hambre las mate antes que nuestros enemigos.

Tambien tenemos a los héroes, unidades poderosas a las que les puedes asignar otras unidades menores a su cargo. Así, estas obtienen un bonus en base al poder del general y puedes dar órdenes a todas ellas con solo enviar al general. Todas las unidades suben de nivel a medida que luchan, volviéndose más y más fuertes con el tiempo, por lo que tenemos un interés en mantener las unidades el mayor tiempo posible vivas.

Controlar tantas unidades es mas fácil de lo que parece; con solo dar la orden a un héroe, todas sus unidades obedecerán

En referencia al misticismo y la espiritualidad de la época, también podemos conseguir reliquias que las unidades se pueden equipar y que nos dan distintos beneficios, ya sean pasivos o activos.

El nacimiento de un imperio – El inicio de la saga

Imperivm: La Guerra de las Galias se enfocaba en el conflicto entre Roma y los Galos. Se veían representadas batallas como la del Sitio de Gergovia (52 a. C.), bajo los “ojos” del galo Lárax (personaje ficticio) en el llamado modo Aventura.

Imperivm II: La conquista de Hispania añadió dos civilizaciones: los Iberos y los Cartagineses. Y esta vez, tenía tres aventuras y no una. La primera era «Las Conquistas de Aníbal», donde dirigimos a los Cartagineses de la mano del propio Aníbal Barca, que es considerado uno de los mayores estrategas de la historia. La segunda aventura era «Las Guerras Púnicas», donde usábamos al Imperio romano en su lucha contra los Cartagineses. Y, por último, «El sitio de Numancia», donde vemos la Guerra Numantina desde el punto de vista de los Iberos.

Dado el éxito de los dos primeros, una secuela no se hizo esperar, y pronto salió el Imperivm III

El culmen del imperio

Imperivm 3: Las Grandes Batallas de Roma añadió las civilizaciones egipcias, germanas y británicas. Y en lugar de poner aventuras, añadieron un nuevo modo (llamado Las Grandes Batallas de Roma) donde tomamos el mando tanto de ciertos generales Romanos como de algunos de sus mayores enemigos en batallas sueltas. Algunas de estas son:

«Desembarco en África»: Ubicada en el año 204. a.C. Controlaremos a Escipión, que ha sido mandado a lanzar un ataque a Cartago con la esperanza de forzar a Aníbal (que entonces estaba por el norte de Roma) a retirarse. En concreto, jugaremos el principio de la campaña con Escipión desembarcando y obteniendo la ayuda de Masinisa.

«El sitio de Alesia»: Ubicada en el año 52 a.C., fue quizá una de las maniobras más famosas de Julio César. Pese a tener una gran desventaja numérica, logró alzarse victorioso. Aseguró así la derrota de Vercingétorix (que es un título que significa «Vencedor de cien batallas») y la alianza de las tribus Galas. Nuestro trabajo aquí será mantener el sitio e impedir que los galos lleguen al centro del mapa.

Por supuesto, y como ya hemos comentado, no solo jugaremos como Roma, sino también como algunos de sus enemigos. Por ejemplo, podemos usar a la reina guerrera Boudica (llamada Boadicea en el juego) en el año 60 d.C., en su rebelión contra el imperio. O una vez más, al propio Aníbal en las puertas de Roma en el año 216 a.C.

Aunque no hemos comentado todas las batallas para no alargar el artículo demasiado, aquí está la lista completa.

La conquista del Mediterráneo

Ese es quizá el modo más interesante de todos, aunque no el único. Aparte de tener un modo «libre», donde podemos elegir el mapa y batallar contra la IA o contra otros jugadores, tiene un modo bastante interesante llamado «Conquista». En él, tendremos que conquistar el Mediterráneo con cualquiera de las civilizaciones que nos guste. El orden en que lo hagamos también es importante, pues cada civilización tiene una ventaja pasiva que se nos aplicará en el siguiente combate si conseguimos derrotarlos.

Y aunque la pérdida de las aventuras en sí siempre será una pena, nada nos impide no crear las nuestras propias con el completo editor del juego.

Últimos detalles y despedida

Si te gusta la época romana antigua, Imperivm es una gran saga. Sus partidas ágiles y sus distintas, pero equilibradas, civilizaciones han hecho de ella una muy popular franquicia de estrategia tanto en España como en Italia. Precisamente fue por este éxito que FX Interactive (los distribuidores de la saga aquí en España) decidió renombrar el siguiente juego de Haemimont como Imperivm Civitas pese a no tener nada que ver con los otros, aparte de su ambientación (su nombre original era «Glory of the Roman Empire»).

Aunque quizá no es la entrega que sigue con más detalle los eventos históricos, eso no quita que no podamos aprender un par de cositas en el juego, siendo un buen punto de partida para aquellos que adoren la época dorada del imperio romano.

Una imagen del modo Conquista, donde podremos hacernos con todo el Mediterráneo, con la civilización que más nos guste.

Como ya hemos comentado, aquellos que quieran probar el juego lo tienen disponible en Steam, siendo una versión HD del mismo.

¿Te ha gustado? Échale un vistazo a otros artículos similares.

Jose Antonio

About Author

Fan de los juegos en general, y de MH en particular! Siempre listo para jugar y probar cosas nuevas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te interese

Artículos Historia

La crisis del 83

La crisis del 83 estuvo a punto de hacer desaparecer los videojuegos por una serie de malas decisiones que llevaron
Artículos Historia

La llegada de Nintendo a occidente

La semana pasada os hablamos de una crisis que estuvo apunto de acabar con la industria de los videojuegos. Hoy