Top

5 desafíos en clásicos de NES que no son aptos para cardíacos

Con la llegada de Nintendo World Championships: NES Edition, el nuevo recopilatorio que traerá buenos recuerdos a aquellos que pudieron participar en la competición allá por los años 80, los retos y desafíos en videojuegos clásicos están de moda una vez más.

Por tanto, La Cuenta Atrás reúne a semana a 5 desafíos absurdamente difíciles que, autoimpuestos por sus jugadores, se han convertido en la crème de la crème, los trofeos más prestigiosos para cualquier jugón. Listos pues, abróchense los cinturones, que nos vamos…

5. Super Mario Bros. 3 (Speedrun al 100%)

Pantalla del título de Super Mario Bros. 3.

La modalidad speedrun se ha ganado el corazón de millones de seguidores de los videojuegos retro. Pruebas implacables que requieren de una habilidad desmesurada para completar cualquier título en tiempo récord. Una variable a tener en cuenta, aún así, es que cuanto más largo sea el juego, más dura será la prueba.

En el caso de Super Mario Bros. 3, el broche final a la trilogía original del fontanero bigotudo, la categoría 100% supone un desafío inmenso en comparación a su ruta habitual, también conocida como Any%.

Primer nivel del Mundo 8 en Super Mario Bros 3.
El Mundo 8 cuenta con varios niveles en los que la pantalla avanza automáticamente.
¡Ojo, que no son el momento para relajarse!

A toda velocidad, vestido de mapache

Además de jugar a la perfección, y gestionar correctamente la velocidad de Mario, para lograr un tiempo competitivo hay que sumar una variable incontrolable a la ecuación: el movimiento de los Hermanos Martillo. Estos contrincantes se moverán por el mapa tras completar cada nivel.

Si estos no cooperan, los jugadores pueden perder enormes cantidades de tiempo de forma casi inevitable. Al sumar la necesidad de utilizar errores de programación para atravesar paredes en ciertos niveles, Super Mario Bros. 3 se convierte en un contrincante genuinamente implacable.

Actualmente, el récord de esta categoría lo posee mitchflowerpower‘.

4. Battletoads (sin usar ‘warps’)

Pantalla del título de Battletoads. Lograr ver los créditos es uno de los desafíos en videojuegos clásicos más duros de la historia.

El clásico de Rare, de por sí, lleva consigo la reputación de ser uno de los videojuegos más implacables de todos los tiempos. Ya sea por sus variados niveles, o la absurda dificultad de sus secciones a bordo de vehículos, Battletoads es duro de roer.

Afortunadamente, para contrarrestar la imposibilidad de continuar la partida de forma infinita, los fornidos sapos que protagonizan este título, disponen de varias ‘warp zones’. A pesar de que son difíciles de alcanzar, estos portales permiten a los jugadores saltarse ciertos niveles.

Captura de la carrera contra la rata, Nivel 10 de Battletoads. De los desafíos en videojuegos clásicos presente es en la lista, probablemente este sea el más sencillo. El listón está bien alto.
Aunque muchos se quedaron en el Nivel 3, todo lo que viene detrás no es moco de pavo…

Como si ‘el nivel de las motos’ no fuera suficiente

En cambio, completar los 12 niveles que componen la aventura, sin hacer uso de estas herramientas, es un desafío bestial. Al comenzar con tan solo tres vidas extra, y dos oportunidades para continuar la partida sin que estas se agoten, se exige un conocimiento avanzado de cada nivel, así como reflejos de lince.

No ayuda, tampoco, la empinada y caótica curva de dificultad de este título, que a partir del Turbo Túnel no baja el ritmo en lo más mínimo. Un desafío apto únicamente para valientes.

Pantalla de 'Game Over' en Battletoads.
Al final, uno se acostumbraba a ver esta pantalla al menos dos veces al día.

3. Tetris (sumar 999999 puntos)

Pantalla del título de Tetris.

Tras el estallido de popularidad de la GameBoy, Tetris se convirtió en un clásico inolvidable. Desde entonces, se ha vuelto un videojuego absolutamente indispensable, presente en casi cualquier parte, desde páginas web, a consolas, pasando por teléfonos móviles, e incluso televisores.

Una de las versiones más populares, en cambio, llegó antes de su salto al estrellato. La edición para NES de Tetris siempre ha contado con una comunidad muy activa, y más allá de tener las agallas para hacer un ‘speedrun’, el reto más implacable lo supone llegar a 999999 puntos.

Captura de pantalla del recuento de puntuación en Tetris.
La versión de NES, al quedar en manos de Nintendo, cuenta con unos cuantos huevos de pascua.

Batalla contra el reloj

Para alcanzar esta puntuación, no solamente es necesario jugar como un absoluto profesional, sino que, además, el tiempo es muy limitado. En esta edición del clásico de Alekséi Pázhitnov, a partir del Nivel 29, la partida está destinada a terminar debido a la presencia de una pantalla de la muerte.

Así pues, optimizar cada movimiento se convierte en una exigencia. Y por si no fuera suficiente, hay quien compite por ver cuántos puntos se suman después de llevar al máximo el contador.

Llegar a 999999 puntos en Tetris, para algunos, es la cúspide para los desafíos en videojuegos clásicos.
Este es el aspecto que tienen las partidas de Tetris de un servidor.
Imaginaos jugar a la perfección durante más de 29 niveles…

2. Punch Out! (con los ojos vendados)

Pantalla del título de Punch Out!, en su versión de 1990, que eliminó a Mike Tyson del juego.

Con o sin la presencia de Mike Tyson, la versión para NES de Punch Out! es conocida como una de las entregas más memorables para la consola de 8-bits de Nintendo. Desde sus boxeadores polémicamente estereotípicos, pero cargados de su personalidad, a su compleja jugabilidad, es innegable que se trata de un título único.

Al mismo tiempo, el desafío que ofrece es más que intenso. Para derrotar a cada púgil será necesario que los jugadores, a los mandos del minúsculo Little Mac, consigan reconocer el comportamiento de cada rival para lograr ese glorioso K.O.

Combate contra Bald Bull, campeón del Major Circuit. Un desafío legendario de los videojuegos clásicos.
Tumbar a la mayoría de púgiles ya es un desafío bastante duro con los ojos abiertos…

¡Usa la fuerza, Mac!

Sin embargo, como ya habréis podido comprobar, completar un juego duro de pelar como este no es suficiente para algunos. En el caso de Punch Out!, hay quienes son capaces de vencer a Tyson en tiempo récord. Otros, prefieren hacerlo con los ojos vendados.

Como si de Jedis o de ninjas se tratase, existen jugadores que han logrado tumbar a todos los contrincantes sin siquiera mirar la pantalla. Una tarea así, por supuesto, requiere de una cantidad inmensa de horas de práctica, y, por ello, nunca dejará de ser increíblemente espectacular.

Este duelo entre sinister 1 y zallard1 se llevó a cabo en directo, durante la GamesDoneQuick 2016.

1. Ninja Gaiden (sin recibir daño)

Pantalla del título de Ninja Gaiden.

Pero si hay un título con una comunidad de jugadores cuya dedicación excede cualquier expectativa, ese es Ninja Gaiden. La versión para NES abandonó las raíces de yo contra el barrio de su contraparte para Arcade, y brindó a miles de jugadores con plataformas de acción absolutamente implacable.

Sus sorprendentes escenas cinemáticas, y su machacona BSO esconden un título cruel y desafiante como pocos, y como cabría de esperar, dominar sus siete actos requiere de paciencia, habilidad, y reflejos de lince. La cuestión es, ¿cómo se eleva un desafío así de duro, a niveles incluso más altos?

Captura de pantalla del Nivel 4-2 de Ninja Gaiden. Si llegar al final ya es uno de los desafíos en videojuegos clásicos más duros, imaginaos hacerlo sin recibir daño.
Ninja Gaiden no se corta ni un pelo. Acabaréis viendo pájaros hasta en vuestros sueños.

«Ahora hazlo sin que te peguen»

Por absurdo que parezca, existen jugadores que han logrado superar este título sin que Ryu Hayabusa reciba un solo rasguño. Una tarea que, durante muchos años, se creía imposible debido al comportamiento del jefe final. Al derrotar a su primera fase, la cabeza de este se desprende, y es genuinamente imposible rebasarla con un salto.

En cambio, en diciembre de 2020, el usuario Slackanater logró lo imposible. Haciendo uso de una técnica que permite atacar más rápido de lo normal (a base de pulsar abajo en la cruceta junto al botón B) y logró destruir la cabeza del Demonio antes de que pudiera golpear al protagonista. Un logro genuinamente increíble, y que dejó el listón extremadamente alto para futuros retadores.

He aquí la primera partida perfecta de Ninja Gaiden, de toda la historia. O al menos, que se sepa.

¡Se acabó lo que se daba!

Como todo lo que comienza, se tiene que acabar, esta publicación sigue las mismas normas. A partir de este punto, el testigo queda en vuestras manos, lectoras y lectores. ¿Conocéis algún desafío tan absurdamente difícil como que protagonizan esta lista? ¿Tenéis algún reto personal? Desde Punto de Respawn, estaremos encantados de leeros.

Raúl Maraver

About Author

Frikazo ochentero en el cuerpo de un Gen Z cordobés. Periodista en desarrollo, amante de los videojuegos y los macarrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te interese

Artículos Top

Los juegos del año según Punto de Respawn

El año 2022 está llegando a su fin y toca hacer recopilación de todo a lo que hemos jugado. Por
Artículos Top

10 videojuegos españoles

Los videojuegos siguen creciendo en España. Según indican los datos de la Asociación Española de Videojuegos (Aevi) hay más de