Top

5 plataformas ‘retro’ en ‘2D’ que están sumamente infravalorados

Si existe un género dentro del mundo de los videojuegos que se pueda definir como icónico, más de uno no tardará en acusar a los ‘plataformas’ de poseer tal galardón. Durante los años 80 y 90, no hubo una categoría de videojuegos que acogiese a nombres de mayor calibre: Super Mario, Sonic the Hedgehog, Castlevania

Hoy nos reunimos una vez más para prestarle atención a aquellos que no gozaron de la popularidad que se merecían. 5 clásicos de plataformas en 2D que, por unas o por otras, se convirtieron en joyitas escondidas entre los catálogos de las consolas que les dieron vida.

Agarraos fuerte, pues comienza La Cuenta Atrás

5. Dynamite Headdy (Treasure, 1994)

Hasta la pantalla del título rebosa personalidad en Dynamite Headdy.

El estudio japonés Treasure ganó prestigio entre los más grandes gracias a la increíble imaginación que desplegaban en todos y cada uno de sus títulos. Dynamite Headdy no es una excepción. Con un títere capaz de lanzar su cabeza como protagonista, le acompañaréis en su aventura para derrotar al vil Rey de las Marionetas.

Un título que, más allá de su simple trama, alberga extravagantes escenarios, bizarros jefes de fin de zona, y una dosis de la locura que hace únicos a los juegos de Treasure. Su simpleza se aplica también a sus mecánicas de juego, aunque eso no le priva de ser desafiante a más no poder.

A prueba de bombas… literalmente

Trouble Bruin, conocido como Maruyama en la versión en japonés, es el némesis del protagonista, y la mano derecha del Rey de los Títeres.
Trouble Bruin es un rival recurrente durante la aventura.
Acabaréis por cogerle cariño.

Para los estándares de la Sega MegaDrive, Dynamite Headdy se puede definir como un apabullante despliegue audiovisual que poco tenía que envidiarles a sus competidores. Con enormes sprites y escenarios que poseen un nivel de detalle enfermizo, entra tan bien por los ojos, como lo hace por los oídos.

Aunque no recibiera la misma atención que otros títulos de la compañía, como Gunstar Heroes, Dynamite Headdy es un clásico que ha envejecido como un buen vino. Ya sea a través de Nintendo Switch Online, o su versión para Steam, no dudéis en echarle un vistazo… o un cabezazo.

Batalla contra el jefe del Nivel 6, en Dynamite Headdy. La cabeza de bebé irá envejeciendo a medida que vayamos causando daños,
El diseño de enemigos es… muy extravagante.

4. Skyblazer (Sony Imagesoft, 1994)

Pantalla del título de Skyblazer, en su versión en inglés.

Siendo uno de los últimos títulos de Sony, antes de que llegase el fenómeno llamado PlayStation, Skyblazer pasó algo desapercibido entre los títulos que llegaron al catálogo de la SNES cerca de su fin de ciclo.

Combinando el plataformeo con acción y pequeños puzles, encarnaréis al joven Sky en su viaje a través de un mundo que recibe fuertes influencias de la mitología hindú. Conexiones que, desgraciadamente, se ven reducidas debido a la censura que afectó a sus versiones occidentales.

A tortazos por tierra, mar y aire…

Imagen de uno de los primeros niveles en Skyblazer, diseñado para enseñar a los jugadores el funcionamiento de los controles.
Hacer buen uso de las habilidades de Sky es la clave del éxito.

Con o sin censura, está claro que Skyblazer goza de una ambientación excelente. Ambientación, que llega acompañada de niveles muy variados. Desde un templo sumergido bajo el agua, hasta torres de desmesurada altura. Incluso surcaréis los cielos, en niveles de vuelo que hacen un gran uso del famoso Modo-7 de la consola.

Si bien puede ser frustrante en algunos puntos, ofrece un desafío más que gratificante a pesar de su corta duración. En una tarde de domingo aburrida, Skyblazer es una opción a tener en cuenta.

Nivel áereo en Skyblazer. A menudo estas zonas aparecerán cuando toca viajar entre continentes.
¡A volar! Son escasos, pero los niveles en el aire son espectaculares.

3. Rocket Knight Adventures (Konami, 1993)

Sparkster ocupa la pantalla del título, ¡raro es que no ganara fama!

Los años 90 estuvieron caracterizados por un fenómeno al que muchos llaman “fiebre de las mascotas”. Toda compañía de videojuegos quiso tener un animalito ‘molón’ como icono, y ninguno de ellos quedó tan infravalorado como Sparkster.

El juego en el que actúa como protagonista, Rocket Night Adventures, fue uno de los títulos mejor recibidos de Sega MegaDrive. Un sobresaliente plataformas en el que, encarnando al caballero comadreja propulsado a reacción, os enfrentaréis al Imperio Devotindos y su temible arma, Pig Star.

¡Único en su especie!

Imagen de uno de los niveles en los que Sparkster surcará los cielos con su 'jetpack'.
Tanto a pie como en el aire, el ritmo de este título es trepidante.

Con un total de siete niveles y siete grandes jefes por derrotar, la aventura de Sparkster se caracteriza por sus fantásticos escenarios, frenética jugabilidad, y un caricaturesco elenco de contrincantes. Destaca, sobre todo, por su variedad.

Desde las secciones en las que controlaréis al protagonista en pleno vuelo, al más puro estilo shoot ‘em up’, hasta la memorable pelea contra Axel Gear a bordo de un enorme mecha. Gracias a una dificultad asequible, se trata de un título extremadamente memorable, y que cualquiera puede disfrutar al máximo.

Batalla contra Axel Gear, uno de los personajes más importantes para la trama de Rocket Knight Adventures.
La pelea contra Axel Gear sigue siendo uno de los momentos
más memorables que podréis encontrar en la MegaDrive.

2. Hagane: The Final Conflict (CAProduction, 1994)

Pantalla del título de Hagane: The Final Conflict.

A menudo envuelto en misterios acerca de su lanzamiento en Estados Unidos, Hagane: The Final Conflict es una de las joyas más perdidas dentro del catálogo de la SNES. En este título de acción y plataformas, controlaréis a Hagane, un ninja cíborg que tendrá que enfrentarse al peligroso Clan de los Koma.

Para ello, contaréis con un set de movimientos muy amplio, pero que resulta cómodo a la hora de afrontar los 5 niveles que componen la aventura. Niveles que, además, imponen un desafío más que contundente.

Duro como el acero, ágil como una pluma

Hagane, haciendo uso de sus 'kunais' .
Controlar a Hagane es una gozada,
gracias a la variedad de sus habilidades.

Desafío que se hace denotar con la escasez de puntos de control, carencia de guardado y cruel posicionamiento de enemigos que hacen de Hagane un título sólo apto para jugadores pacientes.

Aunque en ocasiones es frustrante, y se parece sospechosamente a los juegos de la saga Shinobi, es innegable que se trata de un clásico que los jugadores más hardcore no deberían pasar por alto.

Batalla contra uno de los líderes del Clan Koma.
El Clan Koma os pondrá a luchar contra bicharracos como estos.

1. MegaMan 7 (Capcom, 1995)

Imágenes que se pueden escuchar: la pantalla del título de MegaMan 7.

El icónico robot azul de Capcom, si bien gozó de una época dorada entre los 80 y finales de los 90, tiene algunos títulos que actualmente están considerados como juegos de nicho, incluso para sus fanáticos.

La séptima entrega de la rama principal, en concreto, quedó sepultada bajo MegaMan X y sus secuelas. Irónicamente, MegaMan 7 resultó ser uno de los mejores juegos de la saga, y un serio contendiente a ser el título más infravalorado de su generación.

¡Un predestinado encuentro!

Imagen del nivel de Junk Man, que cuenta con multitud de rutas a seguir.
¡Vaya gráficos! Los niveles no sólo crecieron en el apartado visual, sino también, en la cantidad de rutas disponibles.

Con enormes sprites, escenarios llenos de color y todas las virtudes de sus antecesores, MegaMan 7 trajo varias novedades a la saga. Para empezar, los niveles están cargados de secretos, y rutas alternativas que explorar. Al mismo tiempo, se trata del primer juego de la franquicia que añade una tienda, en la que podréis comprar objetos como vidas o tanques de energía.

Sumados a un leve rediseño a la estructura del juego, con dos sets de 4 niveles entre los que elegir, y a una banda sonora excelente, este séptimo título os da suficientes motivos como para sacar vuestras SNES del trastero.

Conversación con Bass y Treble, durante el nivel introductorio.
Bass hizo su debut en este título, y rápidamente se
convirtió en un personaje muy querido por los fans.

Regresamos al presente…

¡Hasta aquí hemos llegado! Ahora es el momento de que empuñéis con ímpetu vuestros mandos, y disfrutéis de los títulos que os he presentado esta semana.

Como siempre, os cedo el turno a vosotros, lectoras y lectores. ¿Cuál es vuestro título infravalorado favorito? ¿Echáis alguno en falta por aquí? A través de comentarios, desde Punto de Respawn, estaremos deseosos de conocer vuestra opinión.

¿Te ha gustado? Échale un vistazo a otros artículos similares.

Raúl Maraver

About Author

Frikazo ochentero en el cuerpo de un Gen Z cordobés. Periodista en desarrollo, amante de los videojuegos y los macarrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te interese

Artículos Top

Los juegos del año según Punto de Respawn

El año 2022 está llegando a su fin y toca hacer recopilación de todo a lo que hemos jugado. Por
Artículos Top

5 videojuegos donde somos un animal

Comenzamos una semana más con nuestra sección semanal en Punto De Respawn, como habréis leído en el título esta semana os hablaremos