Análisis

Análisis de Terraformers: Un accidentado pero entretenido viaje a Marte

Como los que han disfrutado ya del juego en PC te pueden decir, Terraformers es un juego en el que fundaremos colonias y exploraremos Marte, mientras intentamos adaptarlo y llenarlo de vida. Sin duda, es una premisa no muy común e interesante, ¿pero de verdad vale la pena? ¿Y valdrá la pena en consolas? Eso es lo que hoy vamos a ver; Punto de Respawn os dirá todo lo que necesitáis saber.

Fecha de salidaPC: 9 de marzo de 2023
Consolas: Aún sin determinar
Plataformas disponiblesPC, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S
DesarrolladoraAsteroid Lab
DistribuidoraGoblinz Studio, Klabater (consolas)
Plataforma analizadaPlayStation 4

El viaje hacia Marte – Historia

Se inicia un proyecto para terraformar Marte y nosotros estamos a la cabeza. Sera nuestra responsabilidad asegurarnos de que el proyecto sigue adelante mientras nos adaptamos a la multitud de problemas que encontraremos, asegurándonos además de que nuestros colonos estén felices. Algunos de los personajes tiene su propia biografía, que nos pondrá un poco en contexto sobre los diferentes proyectos, pero, por lo demás, Terraformers no es muy extenso en cuanto a la historia.

La mayor cantidad de historia que tendremos será la biografía de los distintos líderes.

Empezamos la terraformación – Jugabilidad

¿Cuál es nuestro objetivo principal? Modificar Marte de tal manera que la vida sea posible allí. ¿Cómo se consigue eso? Con mucha cabeza.

Terraformers funciona por turnos: a cada turno tendremos mínimo 3 cartas de proyectos que elegir, de las cuales podemos escoger una, que se nos guardara en la “mano” (o podemos renunciar a los 3 a cambio de un recurso extra). Una vez hecho eso, podemos hacer tantos proyectos como tengamos en la mano, siempre que tengamos los recursos necesarios. La mayoría de proyectos consisten en construcciones (que pueden ser para la propia colonia o para terreno exterior) pero en algunos casos también conseguiremos tecnologías por investigar u otros tipos de proyectos.

No solo tenemos que cuidarnos de lo que construimos en nuestras colonias, sino en qué posiciones, pues algunos edificios interactúan con otros, aumentando o disminuyendo su rendimiento.

En el primer turno de la partida, y luego cada cierto número de ellos, tendremos también que elegir a un líder para las colonias, cada uno con 3 habilidades activas distintas y una mejora pasiva que se mantendrá activa incluso aunque cambiemos de líder.

Por supuesto, necesitamos conseguir recursos y hay distintas maneras de conseguirlo: una es mediante la exploración. Cada turno, podemos explorar zonas del planeta en busca de materiales o nuevas zonas para construir. Este paso también es necesario para aumentar la influencia de las colonias y para construir edificios exteriores, pues solo podemos hacerlo en zonas ya exploradas. Otra es creando edificios de producción, que nos irán dando algún recurso cada turno. Una tercera, pero no menos importante, es mediante el comercio con la tierra (importando y exportando materiales según toque), y por último, algunos líderes pueden conseguir recursos gracias a sus habilidades.

En la vista exterior del planeta, podemos explorar Marte, así como expandir la influencia de las colonias, algo necesario para ciertas edificaciones

Con todo esto se supone que queremos adaptar Marte para hacer la vida posible en él, y con ese fin tenemos que ir mejorando tanto la atmósfera como la cantidad de agua, oxígeno, temperatura y la cantidad de vida en general que hay. Ciertos proyectos nos ayudaran a mejorar estos elementos y a expandir la vida (ya sea en forma de bacterias, plantas o animales) por las distintas zonas climáticas. Pero siempre tenemos que asegurarnos de que todo esté en perfecto equilibrio, pues distintas formas de vida tienen distintos efectos y distintas necesidades, y si las ponemos sin cabeza pueden acabar cancelando nuestros esfuerzos.

Por último, también tenemos que considerar las necesidades de los, colonos pues si su aprobación llega a cero perderemos la partida. Ciertos edificios les darán hogar, algo necesario para expandir la influencia de las colonias. Otros aumentarán su aprobación y calidad de vida; sin embargo, un tercer tipo de ellos la bajará a su alrededor, así que tendremos que cuidarnos no solo de lo que construimos, sino también de dónde. Por suerte, podemos mover los edificios de un sitio a otro libremente y sin mucho problema (simplemente dejarán de funcionar por 2 turnos). Por supuesto, su aprobación también crecerá según vayamos aumentando ciertos niveles en nuestra adaptación de Marte.

Incluso aunque no ganemos, iremos desbloqueando elementos (como nuevos líderes) que facilitarán nuestros futuros intentos de colonización.

También tendremos eventos aleatorios que pueden facilitar o dificultar nuestra tarea y a los que tendremos que decidir cómo reaccionar. Por suerte, podemos hacer todo esto y más de forma sencilla gracias a un control con mando intuitivo que en general no dará demasiados problemas.

Aunque el objetivo base de Terraformers en general es terraformar Marte, tendremos distintos escenarios que nos darán prioridades distintas (como, por ejemplo, llevar más materiales a la tierra, o nos pedirán que nos centremos en expandir la vida en general). Como es típico en este tipo de juegos, también tenemos la opción de crear nuestros propios escenarios con nuestras propias condiciones, aunque con esta opción no podremos conseguir logros/trofeos, si es lo que nos interesa. También tendremos acceso a un desafío especial que va cambiando cada semana.

Al principio tendremos 3 escenarios principales, pero podremos ir desbloqueando más y mayores dificultades a la que vamos completándolos.

Por último, tendremos la opción de la Martepedia, donde podemos consultar todo lo que hayamos desbloqueado hasta ahora.

El viaje se complica – Apartado técnico

Gráficamente el juego cumple bastante bien, con buenos diseños. Si bien no es ningún portento técnico, tampoco lo pretende, prefiriendo mantener la funcionalidad por encima de todo. La música también nos hará una buena compañía en nuestras sesiones, acompañando perfectamente la partida.

Algo importante en el género de la estrategia (ya sea por turnos o en tiempo real) es mostrar toda la información necesaria de la manera más clara posible y el juego cumple con nota: siempre veremos qué recursos producimos, cuáles exportamos e importamos, cómo va nuestro avance de la terraformación, nuestra aprobación y cuánto ganaremos o perderemos a la que pase el turno, etc. Siendo un juego tan complejo como es, se agradece el esfuerzo en ese sentido. Y, si necesitamos más detalle sobre algo en concreto, siempre podremos echar un ojo a pantallas de información más detalladas.

Terraformers apuesta por un aspecto más sencillo y funcional, pero siempre asegurando que el jugador tiene toda la información que podría necesitar.

Tristemente, Terraformers también tiene ralentizaciones bastante considerables y a veces sin razón aparente. Siendo una early build es difícil culparles por ello, pero esperamos que estas no estén cuando el juego finalmente salga. Por último y más grave, hay un bug donde no nos salen más proyectos y esto nos impide acabar el tutorial. Aunque podemos saltárnoslo, el bug también afecta a los escenarios si ponemos la dificultad más baja, haciéndolos injugables. Una vez más, esperemos que se solucione cuando salga el juego en sí.

La vida en marte es interesante, pero no fácil – Conclusión

Terraformers es un buen e interesante juego de estrategia por turnos bastante bien hilado y con una premisa interesante, pero lastrado por un rendimiento técnico bastante pobre. Es un buen juego, pero su versión en consolas aún tiene bastantes cosas que pulir, al menos por ahora.

Lo mejor

  • Es una premisa no muy común pero muy interesante.
  • La suficiente complejidad como para mantener el interés, y hay muchas cosas a tener en cuenta.
  • Información mostrada de forma clara y simple.
  • Buena cantidad de opciones de juego para estar entretenidos.

Lo peor

  • Un apartado técnico MUY mejorable, incluyendo un bug que hace tanto el tutorial como los escenarios más sencillos imposibles de jugar.

Nuestra valoración

Sello - Not bad (5-6)

Este análisis ha sido posible gracias a una clave cedida por Klabater.

Jose Antonio

About Author

Fan de los juegos en general, y de MH en particular! Siempre listo para jugar y probar cosas nuevas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te interese

Vampire The Masquerade- Blood Hunt
Análisis

Blood Hunt: Un Battle Royale Sangriento

Si quieres saber más a cerca del increíble battle royale de "Blood Hunt", entra en la entrada de Punto de
Análisis

Análisis de «What Comes After»: Una experiencia narrativa

What Comes After, más que un videojuego, es una experiencia narrativa que nos lleva a vivir junto con Vivi (la