Análisis

Análisis de Viewfinder, el juego que hará que te vuele la cabeza

Si pensabas que ya lo habías visto todo en el género de puzles, estás muy equivocado. Viewfinder es un título que juega con la perspectiva y las ilusiones ópticas mediante fotografías y dibujos, que se materializarán ante nuestros ojos, ángulos imposibles y mucho más. Tras leer este análisis descubrirás que nada es lo que parece a primera vista. Coge tu cámara, abre bien los ojos, apunta y dispara, ¡que empezamos!

Fecha de salida18 de julio de 2023
Plataformas disponiblesPC, PlayStation 5
DesarrolladoraSad Owl Studios
DistribuidoraThunderful Publishing
Plataforma analizadaPC (Steam)

Historia

Viewfinder es uno de esos juegos que arropan una narrativa cuidada y sutil. Es por ello que, pese a contar con una historia que nos ha encantado y con un trasfondo impactante, no queremos daros demasiada información. Hemos tomado esta decisión porque parte de la magia, en nuestra opinión, reside en adentrarse en esta aventura sin entender primeramente el contexto que la respalda. Mediante audios, notas tipo post-it y cuadernos (además de las conversaciones con el genial CAIT y con nuestra compañera Jessie), iremos desentrañando la historia que este original y rompedor título nos regala.

CAIT, este curioso felino que nos acompañará en nuestra aventura, nos ha enamorado de la punta de las orejas a la de la cola.

Todo lo que te vamos a contar es que emprenderás un alocado viaje en busca de un secreto oculto que podría ser un antes y un después en el mundo tal y como se conoce. De qué se trata y todo lo demás (que no es poco) tendrás que descubrirlo tú mismo. Créenos, al probarlo nos agradecerás todo este secretismo.

Jugabilidad

Las mecánicas de Viewfinder son entre sencillas y complicadísimas. ¿Cómo puede ser así? Pues porque los controles son simples e intuitivos, y no hay muchas acciones que realizar en ese sentido; sin embargo, las soluciones a los puzles —a menudo con varias entre las que elegir— son tan ingeniosas que harán que te quedes con la boca abierta. Hablamos de un juego extremadamente original; los primeros pasos en esta aventura harán que te explote la cabeza.

«Una imagen dice más que mil palabras»

Y es que no hay frase que defina mejor la propuesta de Viewfinder. El eje sobre el que gira la aventura se basa en la materialización e integración de las imágenes a la realidad. Suena complicado… porque lo es, o al menos su ejecución, que nos ha parecido magistral. Para que lo entendáis: si tenemos una fotografía de una casa, el juego nos permite apuntar hacia donde queramos y pegarla en el escenario, pudiendo así adentrarnos en ella y explorar su espacio. Loco, ¿eh? ¡Pues aún no habéis visto nada!

Otra de las grandes mecánicas del juego es la opción de rebobinar. Jamás «perderás» un nivel, sino que tendrás que volver sobre tus pasos, rebobinando el tiempo y probando otra vez. Esto hace que la frustración por errar desaparezca, pudiendo hacer literalmente lo que queramos sin miedo a las consecuencias típicas, como quedarnos sin vidas o tener que reiniciar el nivel. Viewfinder no es así; vela por un estilo de juego tranquilo, animando el jugador… pues eso, ¡a jugar, al fin y al cabo! A jugar con el entorno, con las imágenes y con las perspectivas.

Cada nuevo capítulo supone un paso más hacia lo inexplorado

El juego se divide en varios capítulos, cada uno de los cuales nos invitará a explorar tanto un aspecto diferente del relato (recordad que preferimos ser parcos describiendo detalles en este aspecto) como unas nuevas mecánicas. En cuanto a la dificultad, de base es bastante asequible y, aunque irá aumentando de forma gradual, existe un salto considerable en la complejidad de los acertijos en cierto punto. Por suerte, si te quedas atascado, pasado un tiempo sin avanzar, el juego desbloqueará la opción de pedir una pista desde el menú de pausa, algo sutil pero que podría ayudarte a continuar con tu aventura.

Coleccionar cosas, nuestra gran pasión

Cada capítulo cuenta con una serie de coleccionables, los cuales cambiarán en función del punto de la historia en el que nos encontremos (ya entenderás por qué si te adentras en ella). Y, aunque no aporta gran cosa, como en la mayoría de casos, será un gran incentivo para los completistas para volver a jugarlo. Además, a menudo se esconderán en lugares la mar de insospechados; te prometemos que disfrutarás mucho dándoles caza.

Apartado técnico

Viewfinder es un juego bien optimizado y que no nos ha presentado ningún bug ni error, pese a ser un juego que dé tanta libertad al jugador en cuanto a crear y trastear con los escenarios y elementos que los componen. Tampoco hemos notado caídas de fps y su funcionamiento ha sido estable y correcto.

Es complicado hablar del apartado gráfico y artístico en un juego en el que se ponen de manifiesto tantos estilos diferentes. Lejos de ser algo negativo, le aporta frescura y originalidad. En términos generales, los colores son vivos y vibrantes, predominando un estilo cartoon. En su conjunto, es relajante, muy visual y llamativo. Juega con la importancia de las fotografías, perspectivas, dibujos y gráficos en general para echar toda la carne en el asador y crear un entorno innovador, fresco y peculiar.

En cuanto al apartado sonoro, los efectos son bastante inmersivos y realistas, contribuyendo a que te metas de lleno en su universo. Las voces, que suenan y apoyan la narración del relato, están muy bien elegidas, resultando expresivas y reconocibles y aportando personalidad a cada uno de los personajes que se nos presentan. Respecto a la música, es correcta y nos ha gustado la forma en la que se ha introducido, no abusando demasiado de ella, sino dejando también espacio a su ausencia, pudiendo disfrutar de los sonidos que el propio entorno nos ofrece.

Conclusión

Viewfinder es un juego original, con una narrativa sorprendente que consigue atraparte y unas mecánicas que han sabido exprimir todo lo que daban de sí. Sin duda, es un juego que se sale de lo establecido por el género, y que intenta —y consigue— ir mucho más allá. Sus intrincados puzles y sus personajes, carismáticos y diferenciados, te darán una experiencia de juego que no te puedes perder.

Lo mejor

  • Narrativa que te atrapa, contada de forma amena y que te obligará a ir atando cabos para no perderte nada
  • La originalidad y el ingenio de sus puzles te dejarán con la boca abierta
  • La combinación de varios estilos artísticos, siempre manteniendo el nexo que los une

Lo peor

  • La dificultad va escalando muy poco a poco, pudiendo resultar incluso demasiado fácil para los entusiastas de los puzles más exigentes; sin embargo, al final del tercer capítulo esta aumenta significativamente
  • La duración, sin resultar excesivamente corta, podría dejarte con ganas de más

Nuestra valoración

Sello - Te lo fumas (7-8)

Este análisis ha sido posible gracias a una clave cedida por Plan of Attack.

RedPunkda

About Author

Descubrió un mundo colosal a través del Dualshock de la PS1, del que nunca pudo salir. Desde ese momento, vive con los dedos sobre las teclas WASD, los joysticks y cualquier otro control que se le ponga por delante. Se dice que a veces suelta el mando para escribir.

2 Comentarios

  1. Raxeliu

    21 noviembre, 2023

    Este análisis me ha puesto los dientes largos. Ahora quiero… ¡NO! NECESITO jugarlo 😬

    • RedPunkda

      21 noviembre, 2023

      ¡No te va a decepcionar! Sin duda, uno de los juegos más destacables del año 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te interese

Vampire The Masquerade- Blood Hunt
Análisis

Blood Hunt: Un Battle Royale Sangriento

Si quieres saber más a cerca del increíble battle royale de "Blood Hunt", entra en la entrada de Punto de
Análisis

Análisis de «What Comes After»: Una experiencia narrativa

What Comes After, más que un videojuego, es una experiencia narrativa que nos lleva a vivir junto con Vivi (la